'Knives in Hens' – teatro - (2005)

 

El título, que se puede traducir como ‘Cuchillos en gallinas’, es una historia de despertares y realizaciones, sobre usar lo que has ido aprendiendo en la vida, y arriesgarte a ir más allá de lo que conoces. Trata de la búsqueda de un poder superior, a través de la convicción de que las palabras tienen una fuerza y significados específicos.

 

La producción es bastante estilizada, tanto en términos de diseño como de actuaciones, con la acción teniendo lugar en un cuidado decorado que hace las veces de casa de la Chica Joven (Rosalind Sydney) y de su marido, Pony William (Sam Heughan), del molino que regenta Gilbert Horn (John Kazek), y de los campos y establos.

 

En el papel del a ratos amoroso y a ratos opresivo marido, Pony William, Heughan es brusco y taciturno. Su interpretación del personaje poco ancho de miras, obsesionado con los caballos, cuyo amor por los animales puede que vaya demasiado lejos (o puede que sea explicado por un desliz con una chica de otro pueblo) es absolutamente convincente, aunque la decisión de ocultar su cara tras una mata de pelo rizado durante toda la obra, es uno de los aspectos más irritantes de la producción.  
 

 

Fragmento del artículo original: britishtheatreguide.info